manu mariño
escucha

escucha

escucha

Cuando te pido que me escuches y empiezas a darme consejos No has hecho lo que te pedía
Cuando te pido que me escuches
empiezas a decirme por qué no debería sentirme así

estás pisoteando mis sentimientos.
Cuando te pido que me escuches y sientes que tienes que hacer algo para resolver mi problema, me has fallado, por extraño que parezca. Escucha, todo lo que te pido es que me escuches; no que hagas o digas, sólo que escuches. Cuando haces algo por mí que puedo y debo hacer por mí mismo, contribuyes a mi miedo y mi debilidad.
Pero cuando aceptas, el simple hecho de que siento lo que siento, por irracional que sea, entonces puedo dejar de intentar convencerte y dedicarme a entender qué está detrás de ese sentimiento irracional
Y cuando eso está claro, las respuestas son evidentes y no necesito consejo. Los sentimientos irracionales tienen sentido cuando entendemos lo que está detrás de ellos.
Así que por favor Escucha y sólo óyeme, y si quieres hablar, espera un minuto que te llegue el turno ¡¡ y te escucharé!!

R. O’Donnell

prueba esto

«Siéntate en compañía de una persona sin una solución a su problema,

sin desempeñar ningún papel.
No analices, no repares, no intervengas, no enmiendes.

Escucha con generosidad,

como si ella tuviera ya todos los recursos que necesita.

Limítate a respetar y a recibir lo que se te brinda.
Ni siquiera es importante que comprendas.
Imagina que basta con tu presencia, que eso es justo lo que se necesita.

Un silencio receptivo suele ser más sanador que todas las palabras bien intencionadas.»

Frank Ostaseski

Despertar

«Ante todo , pienso que la nueva visión se caracteriza por conceder el mismo valor a todas las cosas, a las que habitualmente nos parecen más insignificantes , tanto como a las más importantes. Se presentan como si hubiesen recibido un relieve absoluto: dan la impresión de dejar traslucir relaciones que nunca aparecen en el campo visual ordinario. «

Eugen Herrigel